Avanza la ola de robos y daños en distintas zonas en Gualeguaychú

Difunde en las redes

The wave of robberies and damages advances in different areas in Gualeguaychú.

Así como avanzan los días en plena temporada electoral, la ola de robos y atracos no tienen contención.

Gualeguaychú se ha convertido en una sala de laboratorio de pruebas, con intentos de mejorar nuestra seguridad que se perdieron con el tiempo, reuniones, e investigaciones que no han dado sus frutos.

Los hechos delictivos que sufren a diario nuestros vecinos son innumerables, entre negocios que son robados en menos de 72 horas dos veces el mismo local, casas totalmente desvalijadas, robos de motos y bicicletas, no podemos dejar pasar por alto a los motochorros, y arrebatadores que siempre encuentran en la vida pública a sus víctimas.

Muchas de las víctimas que no realizan la denuncia en la policía por el solo hecho de pensar… ¿para qué? si total no pasa nada, descreimiento total en la justicia.

 “Es triste la realidad” pero contundente, esa realidad que no se muestra en números y estadísticas porque estamos en días electorales.

¿Por qué avanza el delito?.

Es debido a la desidia política, desinterés, abandono a la buena suerte del destino, como decía Doña Rosa al que le toca, le toca.

Según diferentes fuentes consultadas por DIARIO NOVA, el delito ha tenido propulsión entre 2018 y a principios del 2019 en Gualeguaychú, por dos factores importantes:

El primero es por la negación de la problemática, debido a que sí reconocen y se sinceran que estamos metidos en un problema de inseguridad, resta votos.

El segundo factor que va de la mano con el primero, es por la falta de políticas públicas, cosa que no existe, al negar el primer factor se oculta también el segundo.

Por otra parte tenemos entendido que el nuevo Jefe de Policía Departamental de Gualeguaychú el Comisario Cristian Hormachea viene actuando correctamente y trabajando arduamente para contra restar los delitos a través de la prevención y acción inmediata de la policía.

La policía es un miembro de la seguridad pero faltan dos patas más al asunto. Pareciera que por esta época están casi ausentes, como los políticos y nuestros benditos magistrados responsables de impartir justicia.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios