mié. Nov 20th, 2019

Ya rige la fuerte suba en la tarifa de luz y la factura media pasa a $ 354 por bimestre-Nova

Difunde en las redes

AJUSTE DE PRECIOS.

 

 

Es el valor para quien consume unos 400 kWh y hasta ahora pagaba $ 45. Esto representa un aumento de casi 700%. En el Conurbano bonaerense los incrementos son mayores porque se aplican impuestos provinciales.

 

El Gobierno publicó ayer en el Boletín Oficial las nuevas tarifas de electricidad que rigen desde el 1° de febrero en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Implican una quita de subsidios mediante la cual el Fisco busca ahorrar US$ 4.000 millones, según los cálculos del ministro de Energía, Juan José Aranguren. 
De los nuevos valores surge que en Capital, para un consumo de 400 kWh, que es el segmento de usuarios más importante en cantidad, la factura total pasa de $ 45 a $ 354 bimestrales, con un incremento del 687%.


En el conurbano bonaerense el aumento es superior por la mayor incidencia impositiva. Mientras en CABA los impuestos sobre el consumo suman el 28%, en el GBA trepan al 44% porque se agregan impuestos provinciales.

Estos valores disminuyen si los usuarios consumen menos (ahorro de energía), pero también aumenta proporcionalmente más si consumen más porque el precio del kWh sube a mayor ritmo. Con este aumento, la nueva tarifa de la región metropolitana se aproxima a las del interior del país. Sin embargo, en las provincias las distribuidoras aplicarán subas que podrían rondar entre el 35 y 110%.


Básicamente, la factura de electricidad consta de tres tramos: cargos fijos, variables por consumo e impuestos. Ahora, se elimina la tarifa con subsidio y aumentan tanto los valores de los cargos fijos como los precios de los kWh.

También se   deroga la aplicación de los cargos adicionales por mayores y menores consumos del Programa Uso Racional de la Energía Eléctrica (PUREE), vigente desde 2005.

También aumentan las tarifas para los pequeños comercios e industrias. Para un consumo de entre 1.600 y 4000 kWh el cargo fijo pasa de $ 103.83 a $ 508,63 y el kWh con subsidio de $ 0,155 a 0,996. Para un consumo de 2000 kWh, en Capital, con impuesto, de $ 530 pasa a $ 3.200, un incremento de poco más del 500%.


La tarifa social rige para determinados grupos de consumidores (como jubilados que cobran menos que dos haberes mínimos, empleados con sueldos por debajo del equivalente a dos salarios mínimos, desocupados, todos siempre que no tengan a su nombre, entre otros, dos viviendas o un auto de menos de 15 años de antigüedad). Sin embargo, y aunque aún falta conocer la reglamentación, se descuenta que también se tomará en cuenta el ingreso familiar total. Así, por ejemplo, si el titular de la factura cobra el haber mínimo pero el cónyuge tiene un ingreso muy superior, no recibirá tarifa social.

Según Aranguren, los cubiertos por la tarifa social son alrededor de 900.000 clientes de Edenor y Edesur, alrededor de un 20% del total de usuarios residenciales de las dos compañías.  En tanto, quienes acceden a la Tarifa Social, tienen la ventaja que los primeros 150 kWh son libres y pagan, la tarifa plena, sobre el excedente.


Así quien consuma hasta 150 kWh, pagará sólo el cargo fijo de $ 14,33 para Edenor y $ 15,94 para el área de Edesur. Pero con 300 kWh, sin ahorro de energía, pagará $ 125 cuando antes pagaba $ 33.  


La Resolución instruye a Edenor y Edesur a implementar, a partir de la facturación de marzo de 2016, el nuevo esquema de facturación mensual aunque se mantiene la lectura bimestral del medidor.

Por otra Resolución, se establece que continuará vigente un cargo específico para “obras de infraestructura y mantenimiento”, que fue creado en 2012 y que terminará haciendo que los comercios, Pymes y demandas medianas paguen más. Pero se determina que el dinero que Edenor y Edesur cobran por ese cargo adicional será depositado en una cuenta del Banco Central en lugar de un fideicomiso que dependía del Ministerio de Planificación.

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios