sáb. Sep 21st, 2019

La carne y el pan subieron 50%-Nova

Difunde en las redes

Ajustes antes del cambio de gobiernoOcurrió en sólo 45 días. Ya no hay cortes parrilleros por menos de $ 100 el kilo. Preparar la mesa para 6 sale $ 615.

El reciente rebrote de la inflación impactó de lleno, y con gran fuerza, en una tradición que es sinónimo de argentinidad. En estos días, quienes salen de compras para agasajar a familiares y amigos con un buen asado quedan sorprendidos: la carne está 50% más cara que en octubre –lo mismo que el pan– y ya no hay cortes parrilleros típicos por menos de $ 110 el kilo.

“Los precios comenzaron a subir hace un mes y medio, pero todo se aceleró en las últimas dos semanas. El aumento acumulado en la media res es del 55% y ya está prácticamente trasladado al mostrador”, indicó Alberto Williams, de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de Capital.

Bastan algunos ejemplos. La tira de asado se conseguía hace dos meses a $ 76 el kilo en carnicerías, pero ya ronda los $ 115. El kilo de vacío, que se vendía a $ 90, se fue a unos $ 130 y llega en los súper a $ 156.

La entraña ya se despacha a $ 125 el kilo, frente a los $ 88 de octubre. Y el matambre se disparó en el mismo lapso de $ 94 a más de $ 140. Los aumentos, que se extienden al resto de los cortes, acumulan 50% en dos meses y 65% en el último año, según relevó Nova.

“Hace años que la carne no aumentaba tanto en tan poco tiempo”, comentó Alberto Maldonado, dueño de una carnicería en Barracas. “La gente se sorprende y consume menos. El que antes compraba un kilo y medio de asado, ahora te pide uno solo. El que antes llevaba tres kilos de vacío para la parrilla, ahora se restringe a uno y medio, y sale más pollo o cerdo”, agregó el comerciante, que ayer ofrecía el kilo de asado a $ 118, el de entraña a $ 130 y el de matambre a $ 140.

Otra clave del asado, el pan, también acaba de tener una disparada, siguiendo a su principal materia prima. “La bolsa de harina subió 150% en dos meses. También se encarecieron las levaduras, la sal, los combustibles … Así que debimos aumentar el pan común entre 40 y 50%”, contó Emilio Majori, titular de la Federación de la Industria Panaderil bonaerense. El kilo, dijo, pasó de entre $ 20 y $ 24 a un rango de $ 30 a $ 36. Aunque algunos negocios ya lo venden a $ 40.

Con estos valores, los ingredientes de un asado para seis ya cuestan $ 615, mientras que en octubre $ 430 bastaban. ¿Qué se incluye? Dos kilos de asado, 1,5 kilo de vacío, 500 gramos de entraña, cuatro chorizos, una rueda de morcilla, 750 gramos de pan, y tomate, lechuga y cebolla para una ensalada. Es una cuenta conservadora, que no incluye bebidas (gaseosas, vino) ni el carbón, cuya bolsa de 4 kilos sale cerca de $ 45 en supermercados.

¿Cómo se puede bajar el gasto? Una opción es usar pollo, aunque también acaba de subir. El entero con menudos, según Williams, valía $ 20 a $ 24 el kilo y pasó a $ 28 o $ 30 (32% más). En algunas carnicerías, incluso, costaba $ 26 y ahora llegó a $ 37. También cambiar el asado por una raviolada permite reducir el presupuesto, aunque sólo un 30% porque el alza de la harina también impactó en las pastas frescas (ver Los ravioles …).

Destacan los comerciantes que esta vez, a diferencia de otras, el Gobierno no intentó frenar las subas. “No convocaron a nadie a negociar. Están de salida y parece que ya no les importa”, criticó Majori. En el caso de la carne, en el sector creen que recién en 15 días los precios podrían ceder, al bajar la demanda. Igualmente, advierten: en estos casos, los valores no suelen regresar al punto de partida.

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios