Buscan beneficiar el consumo en 75 ciudades fronterizas con 12 cuotas sin interés-Nova

Difunde en las redes

INICIATIVA
Así lo informaron desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Asociación de Tarjetas de Crédito y Compra (Atacyc), entidades que ya firmaron un acuerdo.

Imagen relacionada

Las compras que se realicen con tarjetas de crédito en 75 ciudades fronterizas del país se podrán financiar, en 12 cuotas sin interés, a partir del 7 de julio próximo y hasta el 8 de octubre, con la posibilidad de extender esta promoción hasta enero de 2018, siempre y cuando los gobiernos provinciales interesados en ofrecerla eliminen las retenciones del impuesto a los Ingresos Brutos a las operaciones que se realicen con estos plásticos.

Así lo informaron a los medios desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Asociación de Tarjetas de Crédito y Compra (Atacyc), entidades que anoche firmaron un acuerdo que entrará en vigencia a partir del viernes de la semana próxima.

“Están involucradas Visa, Mastercard, American Express y Cabal. Es la manera que encontramos para competir con la diferencia de precios que hay con países fronterizos y que está perjudicando fuertemente a las ciudades cercanas”, indicó a esta agencia el presidente de la CAME, Fabián Tarrío.

Desde el sector de las tarjetas de crédito destacaron  que “en el interior del país hay promociones desde hace varios años, que habitualmente duran 15 días”, con lo cual subrayaron que “llevarlas inicialmente a tres meses, con la posibilidad de extenderlas otros tres más, significa un cambio fuerte”.

La promoción involucrará unas 75 ciudades fronterizas, aunque todavía no está cerrado el listado, con Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

“De esta manera, se busca paliar esa diferencia de precios y darle la posibilidad al consumidor de que si compra en Argentina, paga en 12 cuotas sin interés en esas ciudades tan afectadas por la competencia con países limítrofes”, indicó Tarrío.

La primera etapa de la promoción irá desde el 7 de julio hasta el 8 de octubre, y está previsto que haya una segunda etapa desde el 9 de octubre al 6 de enero, pero no necesariamente para todas las provincias, sino para las localidades que estén en aquellas provincias donde el gobierno local acepte eliminar el régimen de retención de Ingresos Brutos para los comercios en las operaciones con tarjetas.

Cuando un comercio vende con tarjeta de crédito, los estados provinciales le exigen a las empresas emisoras de los plásticos que le hagan retenciones impositivas por Ingresos Brutos, cuyas alícuotas van de 3% a 6% dependiendo del distrito.

“Es un perjuicio para el comerciante. Lo que se busca es que las provincias se sumen a la promoción, apoyando a las localidades que tienen problema, mejorándole la ecuación a los comerciantes”, explicaron fuentes del sector de tarjetas.

Tarrío indicó que desde CAME le pidieron “a los gobernadores que eliminen Ingresos Brutos para las operaciones con tarjetas, porque es un impuesto muy alto y regresivo”.

Las emisoras puntualizaron que “los comercios resignan cobrar intereses y las tarjetas reducen el costo por financiar a los comerciantes”, por lo cual indicaron que “resta que los estados provinciales hagan su parte para mejorar la competencia de sus economías regionales”.

“Trataremos que se vean favorecidas las pymes de frontera, para que no sea tan desventajosa la competencia”, señaló el titular de CAME.

La diferencia entre esta promoción y el programa Ahora 12, que también financia en 12 cuotas sin interés, consiste en que regirá para todos los días de la semana, y no sólo jueves, viernes y sábados, y alcanzará a todos los productos que un comercio venda, y no sólo los de fabricación nacional.

Tarrío precisó que “cada comercio va a tener un tope de venta de $ 100.000 por tarjeta al mes, que podrán financiarse con esta promoción”.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios