Buitres, dólar, INDEC: las ideas que baraja el equipo de Batakis-Nova

Difunde en las redes

Equipo económico de Scioli.Scioli ya designó a su eventual ministra. Evaluan revisar algunos temas clave y cambios graduales en otros.

“Griega, mañana anuncio que vas a ser mi ministra de Economía”. Fue la manera expeditiva que usó Daniel Scioli para decirle a Silvina Batakis el miércoles por la tarde que, si así lo dicen los votos, el 10 de diciembre tomará la posta (o la herencia, según se prefiera) que le deje Axel Kicillof. ¿Pesada herencia? Eso nunca lo dirá Batakis. Pero lo que haga a partir de ese momento no será mera continuidad.

Si bien todas las definiciones económicas que se han escuchado hasta ahora, que no son muchas, las hizo pura y exclusivamente Daniel Scioli, alrededor de Batakis ya están pensando en varias medidas que más que continuidad significarán, de aplicarse, ciertos cambios con lo visto hasta ahora. Ejemplos posibles: resolución judicial urgente de la deuda en default, un nuevo INDEC, menos impuestos y regulaciones al comercio exterior.

La gran incógnita es el tema cambiario y las restricciones al acceso al dólar.

El sciolismo se encolumna detrás de la idea de que la devaluación, por sí sola, no arregla nada. Y apuntan a la “mejora de la competitividad por otras vías”. Es la apuesta al gradualismo. Nadie quiere hablar, por ahora de devaluación. Es lógico: esas cosas no se avisan.

Detrás de la definición que expresa Kicillof y que Scioli hizo propia –llegar a un acuerdo legal, justo, equitativo y sustentable con los fondos buitre– la gente con la que dialoga Batakis a diario piensa que la coyuntura podría llevarlos a tomar decisiones importantes.

Sobre la mesa de la eventual futura ministra se manejan todo tipo de opciones, pero reconocen que si el tema holdouts no se resuelve bien y rápido, el panorama podría complicarse. “Tenemos que llegar a un acuerdo sobre el monto a pagarles, luego armar la ingeniería financiera y legal de lo acordado y rápidamente pedirle al Congreso que le de el visto bueno” evalúan en La Plata. No es algo muy distinto a lo que, con matices, opinan dos hombres de consulta de Scioli, como Miguel Bein o Mario Blejer.

Y es una coincidencia plena con lo que dijo el viernes en Mar del Plata el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, uno de los hombres que mejor sintonía tiene con Scioli. Lo notable de Urtubey es que lo dijo hace diez días en EE.UU., luego soportó los cascotazos del kirchnerismo duro –Carlos Zannini y Aníbal Fernández– y lo volvió a repetir ante los empresarios reunidos en IDEA. Urtubey coincide con el equipo de Batakis en una palabra clave, “urgente”. Así lo dijo el salteño: “la negociación con los holdouts no es un fin en sí mismo, ni un plan de Gobierno, pero sí una herramienta para que podamos tener financiamiento. Para mi es urgente”.

Cerca de la hoy jefa de la economía bonaerense entienden que si no hay arreglo con los fondos buitre, será difícil captar las inversiones con las que se ilusiona Scioli. Sin ese acuerdo, la Argentina seguirá afuera del mercado de capitales global.

En el Ministerio de Economía de la Provincia de Buenos Aires también aceptan que el INDEC es un tema por lo menos espinoso e ineludible y que merece una resolución. Por eso, no hay temor a crear una nueva Agencia Nacional de Estadísticas. “Hay que recuperar un insumo clave y la confianza de la sociedad en las estadísticas” afirman funcionarios bonaerenses. Un eufemismo para señalar que se deben terminar con ocho años de mentiras.

Es cierto que Scioli hizo silencio durante ese lapso. No es casualidad que en las últimas semanas la propia Batakis haya resaltado el hecho de que en la provincia se fortalecieron las estadísticas. Aunque claro, como allí no se miden precios, tampoco se estiman los niveles de pobreza e indigencia.

De todas maneras Batakis defiende la metodología que se emplea para medir la inflación a través del IPCNu. Pero en La Plata admiten que el índice no solo tiene que ser fiable, sino también parecerlo. De ahí que se trabajaría en conjunto con las oficinas de estadísticas de las provincias y las universidades nacionales para lograr el sello de calidad que le permita recuperar credibilidad.

Retenciones, registro de exportaciones (ROE) y autorizaciones para importar (DJAI) también están en la lista de prioridades que elaboran Batakis y sus asesores. La idea, como lo dijo Scioli, es revisar caso por caso, pero se avanzará hacia una flexibilización tanto de los ROE como de los DJAI y un “barajar y dar de nuevo” en el tema retenciones.

De hecho el economista Miguel Bein sentenció que, a excepción de la soja, las retenciones “no van más”, al menos a los precios actuales, para el resto de la producción agropecuaria.
Son giros en tres bastiones del modelo K. Por ahora no se hablan en público, ni se sabe cómo reaccionará ante estas ideas el kirchnerismo.Tampoco hay certeza de que el propio Scioli esté seguro de encarar este camino.

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios