San Lorenzo le ganó a River, ayudó a Boca y se prendió en el torneo-Nova

Difunde en las redes

PRIMERA DIVISIÓN
El Ciclón venció por 2-1. Primero se había adelantado 1-0 por un gol de Nicolás Blandi a los 13 minutos de juego, pero el Millonario lo igualó a los 19 por intermedio de Sebastián Driussi, con un tiro penal. En el segundo tiempo, a los 10, Paulo Díaz volvió a desnivelar el marcador.
River pagó demasiado caro sus errores y en el Bajo Flores, ante un rival de jerarquía como San Lorenzo, cayó 2-1 y dejó en el camino tres puntos que pueden inclinar la balanza del campeonato justamente en favor de su archirrival, el Boca de Guillermo Barros Schelotto.
Los de Aguirre plantearon el partido con inteligencia, contaron con una defensa sólida y la magia de Merlini en la mitad de la cancha, y aprovecharon las equivocaciones que venían del otro lado para construir un gran triunfo y hacer crecer su chance de ingresar a la Libertadores.
Pero los de Gallardo volvieron a mostrar su temple ganador. Apenas cinco minutos después, consiguieron hilvanar un buen ataque, con jugadores abiertos por los dos extremos de la cancha. El Pity Martínez apareció solo por izquierda, Angeleri fue desordenado a cerrar, dejó la mano arriba y la pelota le pegó limpita. Herrera cobró penal y Driussi convirtió con clase para establecer el 1-1. 
River, sin embargo, no se conformó y fue en busca de la victoria que precisaba. Y San Lorenzo tuvo que aguantar el temporal ante el equipo que muestra mejor forma en el fútbol argentino. Aunque también era cierto que los de Gallardo, si bien manejaban la pelota, les costaba llegar con peligro al arco de Navarro. Y sufrieron un duro golpe al perder a Sebastián Driussi por lesión antes de los 25 minutos.
Bien pronto, River tuvo la chance de -como en el primer tiempo- empatar en seguida. La chance fue de Auzqui, que quedó mano a mano con Navarro. Pero su remate salió demasiado alto y a los de la Banda se les escapó así una oportunidad preciosa.
Gallardo dispuso entonces aumentar la apuesta ofensiva. Larrondo adentro para acompañar a Alonso y a Auzqui, y afuera Rojas. San Lorenzo esperaba, apoyado en la seguridad de su defensa y en la firmeza de Navarro. Y también en la fantasía de Bautista Merlini, de enorme partido, por la izquierda del ataque.

 


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios