La pandemia del coronavirus : nos demuestra que solo somos un punto pequeño en el Universo

Difunde en las redes

The coronavirus pandemic: it shows us that we are only a small point in the Universe.

Tiempos difíciles, con un arranque del año 2020 que nadie podía imaginar, casi todos los proyectos del hombre han quedado congelados por el momento.

Los gobiernos del mundo han tomado medidas contundentes ante el avance de la pandemia, nadie sabe en realidad si mañana va amanecer con vida.

Solo podemos imaginar que todo este caos en algún momento pasará y nos dejará al descubierto que solo somos un punto pequeño en el Universo.

Una de las medidas que nos da tiempo suficiente como seres humanos racionales es la cuarentena, podemos reflexionar, pensar, meditar y sacar nuestras propias conclusiones por donde vamos caminando como sociedad.

Tus automóviles nuevos, tus propiedades, tu dinero e influencias quedaron en último plano ante el virus de la muerte.

Y me pongo a pensar en voz alta, y digo, no será un azote para que bajemos la soberbia, el orgullo, la vanagloria de nuestro propio universo. Para que dejemos de pensar y creernos que somos el ombligo del mundo.

Somos hijos del rigor, no entendemos, no somos solidarios, vivimos llenos de odio ante discusiones meramente poco importantes, vivimos y trabajamos para acumular riquezas sin que nada nos importe, pero cuando llega la sombra de la incertidumbre nos volvemos paranoicos, vulnerables, hasta egoístas.

Remontándome a la Torá, las escrituras demuestran una situación muy similar a nuestro tiempo actual, en el libro de Job dice:

Job 2:1 Aconteció que otro día vinieron los hijos de Dios para presentarse delante de Jehová, y Satanás vino también entre ellos presentándose delante de Jehová.

Job 2:2 Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondió Satanás a Jehová, y dijo: De rodear la tierra, y de andar por ella.

Job 2:3 Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad, aun cuando tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa?

Job 2:4 Respondiendo Satanás, dijo a Jehová: Piel por piel, todo lo que el hombre tiene dará por su vida.

Job 2:5 Pero extiende ahora tu mano, y toca su hueso y su carne, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia.

Job 2:6 Y Jehová dijo a Satanás: He aquí, él está en tu mano; mas guarda su vida.

Termina relatando la Torá que Job no negó su fe ni mucho menos blasfemó en nombre de Dios.

Ahora bien, en este tiempo tenemos una gran oportunidad, y es de cambiar, dejar de juzgar, de callar y ser responsables con nuestros hechos hasta que pase todo, pero cambiar de verdad.

Cada uno de nosotros sabe que es lo que hay que cambiar para no ser más dañosos, con mi vecino, compañero de trabajo, familiares y amigos.

Pongamos punto final a la pandemia del odio en nuestros corazones y se irá la pandemia biológica en el mundo.

Por: L.N.F.

Difunde en las redes

Comentarios

comentarios